¿Defensores Ultras de la Constitución?: ¡¡NO GRACIAS!!

ELECCIONES EN ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA): Un tolerante y buen defensor de las libertades compañero de IZQUIERDA UNIDA ha solicitado la detención (con sus esposas y todo) de un interventor del PSOE porque el muy provocador llevaba una camiseta con el logo de su partido. Afortundamente la cosa no ha ido más allá y el DEFENSOR AFÉRRIMO de las más profundas libertades ha conseguido que el provocador socialista se quitara la agresora camiseta que sin duda era la máxima expresión del más fausto atentado contra la Constitución Española de 1978. El magno interventor de IU (defensor de la tolerancia y el respeto mutuo por encima de todo y tod@s) se ha quedado muy satisfecho luciendo su chapa de NO A LA GUERRA (mensaje a todas luces nada electoral) y está convencido de que su gran labor por la defensa del derecho al voto libre será bien entendido por todos aquellos que, errados sin lugar a dudas, pensamos que los electores no son tontos, no son manipulables y tienen suficiente criterio como para que una camiseta no les haga cambiar el sentido de su voto.

Lástima que algunos partidos no sepan leer las lecturas de sus fracasos en las urnas y de sus trasnochados programas. Espero, de corazón, que al insigne interventor defensor a ultranza y con amenaza del uso de la fuerza del derecho al voto libre (siempre que no sea para otro partido, añado yo) no vaya a sufrir un síndrome coronario agudo el día que se entere que, hace ya algún tiempo, nos encontramos ya en el siglo XXI (equis equis palito, por si alguien tiene alguna duda) y que los hombres y mujeres que desde hace ya varios años no están por esquemas radicales y trasnochados lo hacen porque su criterio y su responsabilidad va más allá del mensaje o del logo escrito en el pecho de una camiseta. Dicho de otro modo: que aunque sea amargo, el resultado de las urnas no es casual y que los electores eligen en conciencia qué partidos les inspiran confianza. La expulsión o la reducción de la presencia en la vida política de algunos partidos que dicen respetar siempre que se cumpla lo que ellos dicen no es una casualidad sino fruto del trabajo mal hecho y más propio del clientelismo que de la defensa a ultranza de la libertad entendida al modo particular de unos pocos.

Es curioso que sea IZQUIERDA UNIDA quien haya protagonizado este incidente en una mesa electoral de Alcalá de Guadaíra. A mi me suena contradictorio eso tirar “de los grises” cuando el compañer@ de enfrente no opina lo mismo que yo.

Pero claro, ya se sabe, … en “esto de los votos” algunos somos unos fachas y unos intolerantes (incluso los del PSOE, ¿no?)

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: